La fascitis plantar es una de las patologías del pie más extendidas a toda la población. Es necesario tener toda la información posible sobre este dolor de la planta del pie para poder actuar de la mejor manera posible.

Profesionales del deporte, amateurs y/o personas que se pasan mucho rato de pie. Cualquier persona puede sufrir de fascitis plantar. Y, como ya debes saber, se trata de una patología muy dolorosa.

Por eso, queremos contarte:

Qué es la fascia plantar

Empecemos por definir qué es la fascia plantar: se trata del tejido grueso y elástico que tenemos en la planta del pie y que cubre los huesos en el fondo del pie. Cuando caminamos, la fascia, junto con otras estructuras del pie, mantiene el arco plantar, absorbe y devuelve la energía que producimos cuando el pie toca el suelo y protege los metatarsianos.

Qué es la fascitis plantar

La fascitis plantar es la inflamación o hinchazón de la fascia plantar, a menudo esta lesión se calcifica, creando el conocido espolón calcáneo.

Sin embargo, el espolón calcáneo no causa necesariamente dolor en el pie y mucha gente no es consciente de sufrir de esta enfermedad: el dolor es causado por la inflamación de la fascia.

Sabías que...
La fascitis plantar es un problema bastante habitual en la sociedad, en torno al 10% de la población mundial puede sufrir esta enfermedad en algún momento de la vida.

Cómo podemos prevenir la fascitis plantar?

Con estas recomendaciones no sólo puedes prevenir la fascitis plantar sino muchas otras enfermedades que se pueden desencadenar debido a una pisada incorrecta.

  • Estirar cada mañana, antes de levantarse, el tobillo, tendón de Aquiles y músculos de la pantorrilla para que estén flexibles.
  • Hacerse un estudio de la pisada para saber qué tipo de pie tenemos.
  • No calzar zapatos económicas e incómodos. Siempre utilizar calzado adecuado para el tipo de pie que tenemos y la actividad que vamos a realizar.
  • Usar plantillas, cuando sean recomendadas por los podólogos, que se adapten perfectamente a tu calzado.

Síntomas de la fascitis plantar

El síntoma principal de la fascitis plantar es un dolor agudo en la parte interna del talón (la zona de inserción de la fascia plantar). Este dolor suele ir acompañado de hinchazón leve, enrojecimiento de la zona y sensibilidad en la parte interior del talón.

El dolor puede aparecer de manera lenta con el tiempo o de forma repentina después de una actividad.

Causas de la fascitis plantar

Como ya hemos visto, la fascitis plantar se suele producir por una sobrecarga gradual y progresiva de la fascia plantar. Las causas que la provocan son diversas:

Presencia de un espolón calcáneo en el talón. Antes se creía que esta era la única causa, pero estudios recientes han podido comprobar que una persona con espolón calcáneo no debe sufrir de fascitis plantar.

Tratamientos para curar la fascitis plantar

Cuando la fascia plantar se hincha debido a una sobrecarga del tejido elástico del pie, notamos un dolor agudo que, en muchas ocasiones, llega hasta el punto de no poder caminar.

Hay varios tipos de tratamientos para curar la fascitis plantar que pueden solucionar el malestar que se deben probar antes de llegar a los procedimientos quirúrgicos.

A continuación enumeraremos para que tengas una visión amplia de los diferentes métodos para tratar la fascitis plantar pero, ten en cuenta, que siempre recomendamos acudir a un médico o fisioterapeuta.

  • Calzado adecuado
  • Realizar estiramientos
  • Descansar todo lo que se pueda sin hacer esfuerzos durante, al menos, una semana
  • Tomar paracetamol o ibuprofeno y antiinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir el dolor y la inflamación de la fascia
  • Puede ser aconsejable el uso de vendajes funcionales en el pie
  • Uso de plantillas hechas a medida que permiten mejorar la pisada y liberar la fascia