¿Qué es la fascitis plantar?

 

El talón puede traerte la denominada fascitis plantar. Te habrás preguntado alguna vez, ¿qué es una fascitis plantar? o ¿qué la caracteriza?

En primer lugar, ahondemos en qué es la fascia plantar. Se trata de un tejido que se extiende desde tu calcáneo hasta tu área metatarsal (debajo de los dedos). La inflamación de esta estructura es lo que se entiende como fascitis plantar.

La fascia plantar se perfila, así, como una banda gruesa de tejido que envuelve los huesos en la planta del pie, desde el talón o calcáneo hasta el metatarso.

Cuando esta se hincha o se inflama, sientes un intenso dolor que deriva en la fascitis plantar.

Su función es básica para caminar, ya que es la encargada, junto a otras armazones de tu pie, de apoyar el arco del pie. Asimismo, es responsable de captar y devolver la energía que produces cuando tu pie choca con el suelo y de preservar los metatarsianos.

¿Qué causa la fascitis plantar?

La propensión a que la padezcas reside en una serie de causas:

  • Dificultades en el arco del pie: pie plano o pie cavo
  • Corres amplias distancias, cuesta abajo o sobre superficies desiguales
  • Eres obeso o has incrementado de peso de manera repentina
  • Albergas un tendón de Aquiles tenso
  • Utilizas calzado poco adecuado
  • Diversificas tus actividades
  • Estás embarazada

La fascitis plantar, no viene sola. La acompañan una serie de síndromes. ¿Cuáles son los síntomas de la fascitis plantar?, quizá te cuestiones.

Unas causas y unos síntomas que, tal vez, puedan llevarte a una baja por fascitis plantar.

¿En qué consiste el espolón calcáneo?

Muy unido a la fascitis, se encuentra el espolón calcáneo. Es una protuberancia ósea que puedes observar en la parte anterior de tu talón (calcáneo) como consecuencia de estiramientos excesivos y constantes de la fascia plantar.

Al tensarse de manera excesiva la fascia, puede llegar a calcificarse. Forma, de esta manera, el espolón calcáneo, que te resultará bastante doloroso y que complica el apoyo normal del pie.

  • Las causas son casi idénticas a las de la fascitis plantar.
Por ello, para prevenirlo es imprescindible tratar primero la fascitis.

Tratamiento por espolón calcáneo

Tu fisioterapeuta te puede proporcionar un tratamiento para el espolón calcáneo. Realizará estiramientos, masajes y movilizaciones del sistema nervioso. Incluso, dispondrá de ondas de choque para romper el espolón y garantizar la circulación de la zona.

Al cohabitar un cúmulo de microcristales de calcio y ácido úrico, la alimentación es un factor que induce este problema y que, por tanto, también lo puede resolver.

Alimentos que deberías eliminar...
Así, debes eliminar la leche y sus derivados, las carnes rojas y embutidos, el tomate y el espárrago y reducir el consumo de dulces.

Fascitis plantar y espolón calcáneo están íntimamente unidos. En definitiva, prevenir la primera es determinante para que no te topes con el segundo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar