Ortopedia: Postura corporal y masajes, ‘el quid’ de la fascia plantar

 

Una postural corporal correcta y los masajes de fricción son la clave para que tu fascia plantar se mantenga sana o tu fascitis plantar desaparezca.

¿Cómo conservar una postura corporal correcta? ¿Cuáles son las peculiaridades del masaje de fricción? ¿Cómo aliviar la fascitis plantar?

Una postura corporal adecuada

Una postura corporal inadecuada puede desembocar en una fascitis plantar o un espolón calcáneo.

¿Cómo mantenerla a raya?
En ocasiones y, sin apenas darnos cuenta, adoptamos posturas que van en detrimento de nuestra salud corporal.

Así, mientras conducimos mantenemos el talón durante un largo lapso de tiempo sobre los pedales. Esto tiene como consecuencia la sobrecarga de esta zona.

Asimismo, adoptar una postura al tiempo que estamos sentados con los pies bajo el asiento o estar en cuclillas, nos puede acarrear problemas.

Estas posturas puedes suprimirlas de forma sencilla
Utilizar el control de velocidad en viajes largos, cambiar de postura con asiduidad o adoptar una postura corporal correcta en la oficina son algunos de los consejos que te brindamos.

¿Cómo tratar los puntos gatillo?

Uno de los problemas más comunes de la fascia plantar son los puntos gatillo. Esos nudos en el músculo, dolorosos cuando los presionas y caracterizados por fenómenos autónomos como piel de gallina o sudoración.

El tratamiento de los puntos gatillo en fisioterapia consiste en masajes de fricción, presión con los dedos en el punto gatillo, masajes descontracturantes, estiramientos de la fascia plantar. Asimismo, tu fisioterapeuta puede optar por aplicar frío al tiempo que realiza estiramientos.

También se puede hacer un masaje con una pelota de tenis o con otros aparatos específicos para liberar la tensión de los puntos gatillo. Es aconsejable realizar de ocho a doce repeticiones, lenta y profundamente, de un lado a otro del punto gatillo. Y desarrollar este proceso entre unas cinco y diez veces cada día.

Un método de reciente implantación y que está teniendo óptimos resultados estriba en estirar, en este caso la fascia plantar, al tiempo que se aplica cloruro de estilo a la zona. Este enfría el tejido, al disminuir las contracturas que oprimen las arterias y facilita el estiramiento.

Estas sesiones suelen ser largas y sosegadas…

¿Por qué?
Para conseguir el estiramiento del tejido conjuntivo es básico el factor tiempo. Además de no forzar el estiramiento sino dejar que la fascia sea la que vaya cediendo.

En conclusión, los masajes de fricción junto a una postura corporal correcta no solo benefician a la fascitis plantar sino también ayudan a que tu cuerpo se mantenga sereno y sin rigideces.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar